ES FANGAR se ve envuelto por un ambiente cuasi místico. Animales y plantas hibernan en sus refugios. Es tiempo de echar la mirada atrás y tomarse un merecido respiro.